Grandes de la historia

Grandes de la historia

Grandes de la historia

       Casanova, el mejor seductor de la historia y su herencia

Don Juan y Casanova son los dos nombres más reconocidos de la historia cuando se trata de seduccion y conquista. Eso si, el primero es ficticio, el segundo una leyenda que vivió y respiro amor, aventuras y sexo. Es difícil no admirar a un hombre que vivió con libertad, más allá de los limitantes de pensamiento de su época e incluso de la nuestra, aunque algunos lo tachen de libertino es impresionante como hizo de la seduccion su propio arte. Dudo que haya algún hombre que de alguna manera, al escuchar las memorias de Casanova, no haya sentido envidia. Ahora, el punto es tomar lo mejor que puede ofrecernos, aprovecharlo y sacar el máximo beneficio de sus enseñanzas y experiencias.
1- Ingenio y creatividad
Casanova no esperaba a que las cosas pasarán, a que todo estuviese perfecto y las situaciones fueran las mejores para cumplir con sus objetivos, el creaba sus oportunidades, desde quedarse a solas por unos momentos con una mujer para poder conquistarla, hasta entrar en la habitación custodiada por los protectores de sus amantes, y mucho más, esto hacia la diferencia en la gran mayoría de las ocasiones.
El jamás dejo nada al azar, creaba estrategias, se inventaba la manera de conquistar a las mujeres dependiendo de la personalidad de cada una, sus características e incluso gustos, y además, que el entorno en el que se desenvolviera el proceso de seduccion trabajara para sí mismo. Se creativo e ingenioso, trata de estar un paso adelante de las circunstancias, crea formas de alcanzar tus objetivos, y entrena a tu mente para ganar sin importar nada. Así piensan los ganadores.
2- Atrevido más allá del miedo al fracaso
Otra de las características que hacían brillar con luz propia a este gran seductor fue su atrevimiento e iniciativa, sin importar que tan hermosa o imponente fuese la mujer que deseaba conquistar. Jamás dudo en expresar tanto sus intenciones como su pasión, y más allá de las palabras también lo hacia físicamente, tocándolas, robándoles besos y caricias. Lo hacía de una manera transparente, auténtica y sincera, complementando esta fórmula de éxito con seguridad en si mismo. Ejemplo del mismo Casanova “Siento nacer en mi la sensación de querer besarte ahora mismo”. ¿Me explico?
Pero no sólo se trata de una cualidad que es atractiva para las mujeres en sí misma, sino de un hecho tan sencillo como es el llevar hasta el final tu deseo de seduccion con la mujer que te haya fascinado. Casanova lo hacia de una manera tal que sacaba el mayor provecho posible a toda oportunidad que aparecía frente a el, y sus conquistas son el reflejo de un hombre que a pesar de conocer la posibilidad de ser rechazado o fracasar se atrevía a hacer que las cosas sucedieran. Jamás dejes de intentarlo, si no te atreves a conseguir lo que quieres jamás lo tendrás.
3- Seguridad en si mismo y autoestima 
Algo que me encanto a la hora de leer sus múltiples aventuras era su manera de actuar con seguridad y una mentalidad que hacia parecer que desde un momento antes ya había tenido éxito al seducir a la mujer que tenía en frente, ya fuera que realmente consiguiera sus objetivos como si no, y aunque en ocasiones fallara, esta misma forma de hacer las cosas lo llevaba a lograrlo la mayoría de las veces.
Parece sencillo hablar solamente de tener seguridad en ti mismo y ser mejor seductor, pero si te soy sincero no es tan fácil, necesitas “ejercitar en ti” esta cualidad, siendo más que esencial en la seduccion es una manera de vivir y obtener realmente lo que quieres.
4- Altamente persuasivo y social
Un punto muy importante que engloba muchas de las habilidades de Casanova era su inteligencia social, que utilizaba tanto en la seduccion como para controlar las dinámicas sociales que se llevaban acabo a su alrededor, ya fuera una fiesta, una reunión de negocios o la manera de escaparse de algún castigo impuesto por la ley.
Esta misma inteligencia social lo hacía sensible a las motivaciones de con quienes se relacionaba, a sus actitudes y valores, y lo que era más importante para ellas, ya fueran necesidades externas o emocionales. Esa capacidad de observación le daba las pautas para poder ser un gran persuasor. Eso y que su manera de hablar escondía una gran carga emocional y astucia. Esta inteligencia se puede mejorar, practicando y con la intención consciente de aprender con cada experiencia. Auto-entrenate, ponte objetivos sociales, intenta cosas nuevas y siempre trata de convencer, persuadir y leer a las personas, con el tiempo se volverá intuición y una manera distinta, pero muy satisfactoria de tener éxito.
 
5- No se tomaba los rechazos de manera personal.
Hasta a Casanova lo rechazaban de vez en cuando. Por ley, no importa que tan bueno seas en el arte de la seduccion, siempre habrá más de una chica que te diga que no. Uno de los motivos más comunes que causan el poco éxito al querer conquistar a una mujer es el hecho de tomarnos a nivel personal los rechazos, y determinar nuestra valía como hombres a partir de esto. Casanova en cambio pasaba de uno a otro sin miedo, complejos o preocupación, lo que hacia que en cada nuevo intento empezara sintiéndose confiado, tranquilo y con una mentalidad que lo ayudaba a enfocarse más en el proceso y en las señales que le daban las mujeres, en lugar de la posibilidad de fallar.
6- Inteligente y con un bagaje amplio de conocimientos 
No conozco ninguna mujer que no se sienta atraída por un hombre inteligente, y no me refiero al que presume o alardea de lo que sabe, sino que lo muestra como parte de si mismo, de su forma de actuar y hablar, y proyectándolo de una manera natural y sencilla. Casanova era un erudito en muchos temas, como lo eran el dominio de varios idiomas, literatura, economía, política, escritor, violinista, etc. Esto lo convertía en un hombre sumamente interesante para las mujeres, y no sólo eso, sino que le daba la oportunidad de relacionarse con personajes importantes y estar dentro de círculos sociales que aumentaban sus posibilidades tanto para seducir como para crear su propia riqueza. Dedicarte a cultivar tu mente siempre tendrá recompensas increíbles incluyendo en la seduccion.
7- Se creía nacido para el sexo, y que este era más que pasión, más bien un acto de amor.
¿Qué podría darte más confianza, seguridad y una sensación de dominio total en relación con tu sexualidad que creerte nacido para el sexo? No sólo te hace apasionado y capaz de desenvolverte con naturalidad y fluidez en todos los niveles respecto a la seduccion, sino que las mujeres se sienten capaces de explayarse contigo y al mismo tiempo se sienten cómodas y libres. De ti nacen las emociones que ellas al final terminan por sentir en tu compañía. Por esta misma razón Casanova no se dejaba llevar ni por tabúes ni prejuicios sociales, por eso jamás se limitó a si mismo en este aspecto y su expresión, en palabras sencillas, lo que el creía del sexo lo hizo un artista del amor. ¿Y que tiene que ver en lo que crees con tu éxito con las mujeres? Es una cadena de consecuencias: “Tus creencias crean tus actitudes, tus actitudes determinan tus pensamientos, tus pensamientos le dan vida a tus emociones y sentimientos, y estos, a tus acciones y con ellas se definen tus resultados”.
 ……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
Si quieres tener éxito piensa y actúa como aquellos que ya lo han tenido. Si te gustaría saber más sobre como conquistar una mujer, darte cuenta de todo el potencial que tienes, sacarle el mayor provecho y mucho más, sígueme en mi página de Facebook dándole “Me gusta” . Y claro, si te pareció interesante seguro a tus amigos también, compártelo y hagamos una comunidad en donde todos crezcamos. ¡¡Te mando un abrazo y te deseo muchísimo éxito!!